Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2009

Sientelo

He cometido errores, demasiados, quizás más que muchos. Me he escondido más de lo que debería, he tenido miedo y he sido cobarde, muy cobarde, quizás más que muchos. He mentido, mucho más de lo que me hubiera gustado, unas veces por necesidad absoluta, otras por una necesidad innecesariamente creada. Me he distraido, me he desviado, me he desconectado, me he desentendido y también me he desinteresado, pero también he aprendido. He aprendido de la reflexión, del amor, de la lucha y del dolor. He crecido, quizás más que muchos, he madurado mientras caminaba por senderos fríos y solitarios, pero también he recorrido parte del camino muy bien acompañada, quizás esa ausencia es lo que me lleva a esto, a ser como soy, lo que soy, lo que solo en contadas ocasiones se aprecia.
He luchado, a veces a regañadientes, otras a golpes y otras por una voluntad forzada, he aprendido a saltar obstáculos que en apariencia me superaban. Y no solo he aprendido, principalmente me han enseñado. He descubiert…

Mi momento

Imagen
El tiempo calma las heridas del alma, esas que esconden cicatrices tras sonrisas forzadas. Heridas que escocieron en otro momento y que aún enrojecidas luchan por recomponerse con el hilo del olvido.
Vuelves a tratar de abrir esa herida, la que un día abriste con mi propia ayuda, no te culpo, pero esta vez te tacharé de inoportuno, de inapropiado e insolente. Mejor así que abrirte otra vez la puerta, ahora que he luchado por volverlas a cerrar. Para qué, si es evidente que el destino es otro. Dejemos de perder el tiempo por fustraciones del pasado, dejemos cicatrizar en paz esa herida, cada uno a su manera. Empecemos a vivir de una vez lo que merecemos vivir. Construyamos una vida paralela, nuestra propia vida, con aciertos y errores pero nuestra al fin y al cabo.


Volaré a lugares insospechados, haya donde la paz me espere, junto a los atardeceres infinitos, cerca de la esperanza, la ilusión y el olvido. Me construiré de un suspiro del pasado y crearé estelas de felicidad que aguardarán…