Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2009

Por vos

Imagen
Hoy no existen consejos que valgan, no le des mil vueltas pensando en que decirle para que al menos pueda digerir un simple sorbo de café mientras os sentaís y charlaís, del tiempo, del espacio, de las mil y una historias que vagan alrededor de los derroteros más insignificantes que jamás hayas podido imaginar, con el único objeto de distraer la atención de lo imposible. No te tortures buscando las frases correctas que debes pronunciar, ni sientiéndote culpable por no poder solucionar la situación, a veces la ayuda más grande que puedes ofrecer es un simple "todo va a salir bien".
No deja de asombrarme la capacidad del ser humano para  sobrellevar según que situación, para adaptarse al sufrimiento, como quién se adapta a la terrible compañía de la soledad que ofrece un sillón vacío, del permanente vacío que provocan la plenitud de recuerdos. Pero tiemblo cada vez que observo desde la cercanía de la propia convivencia, la fortaleza de la la plenitud, la grandeza de lo sencillo…

Tan solo camino

Imagen
Cuando llueve me gusta estar en silencio, y en la oscuridad encender una vela. Me gusta reflexionar. Sabía que se acercaba un día así, llevaba un par de días dando demasiadas vueltas a lo mismo. Tan solo hace unos minutos las gotas de lluvia golpeaban en el cristal de mi coche y por un momento entendí que sería capaz de conducir hasta más allá del infinito, pensando y asimilando desde la lejanía que provocan los kilómetros, en todos los momentos, en todos los retales que conforman una vida. Y es allí, desde esa zona tan distante, donde pude ver la realidad, sin tapujos, sin cortinas que nublen la verdad, la verdad de algo que aún está colocando cimientos tan firmes como lágrimas se derramaron.
Adoro la paz que me provoca la serenidad de estar aliviada, la tranquilidad que me produce olvidar esa inquietud incontrolada, esa ansiedad que arañaba mi estomago.
Detesto el conformismo, pero esta vez me conformo con que nada vaya mal, aunque nada vaya bien, al menos por el momento. Me conformo …

Mi plan

Me levanto relativamente temprano tras una noche infinita llena de sorpresas y diversión que se alarga hasta más allá del amanecer. Tengo trabajo y me pongo a ello, pero me cautiva una idea, una inspiración que asalta en el momento más inesperado. Tras un domingo diferente, con buen sabor de boca y una semana dura a mis espaldas me percato del gran cambio de mentalidad que ronda mis actos en estos últimos días y no paro de pensar en una nueva idea. Me noto más activa, más positiva y con más ganas de hacer las cosas bien. Os lo prometí y esta vez no os voy a fallar, la crisis otoñal ha pasado de largo y ahora tengo una estrategía, un plan que esta vez tiene que funcionar: para ser feliz voy a empezar por hacer feliz al resto, a todos esos que tanto se lo merecen y que en ocasiones desatiendo. Prometo ser constante de nuevo por todos los que tanto me daís. Ese es mi plan.

Dejame vivir

Imagen
Cada día con más frecuencia siento miedo, miedo de esta sociedad fría en la que vivimos envueltos, miedo a dejarme arrastrar por la lógica, por el exceso de ambición, por la envidía, por el rencor y por el egoísmo. Tiemblo cada vez que oigo razonar a ciertas mentes matemáticas avidas de protagonismo que solo saben mirarse el ombligo. Me aterra de manera insistente la falta de sentimiento social, de implicación, de compañerismo.
Y por otro lado no deja de emocionarme como una minoría lucha por lo que cree y es capaz de sentir todos y cada uno de los golpes de su enorme corazón. Sentir algo de forma tan profunda que escueza el alma. Sentir...

Personas capaces de expresarse con una simple mirada, capaces de abrir un mundo a su alrededor, capaces de sentir que solo por eso merece la pena vivir, que enseñan que la vida se basa exclusivamente en vivir, en dejar vivir...