Entradas

Mostrando entradas de 2007

Prefabricados

Cuántas veces en un arrebato incontrolable de egocéntrismo nos sentimos diferentes, especiales, únicos, para bien o para mal, rodeados de una aura particular que brilla a nuestro paso por delante de los otros, los comunes, los simples, los superficiales. Es esa sensación la que en ocasiones limita las relaciones impidiendo conocer a aquellos que tachamos, sin apreciar que no somos tan diferentes, cada uno con sus problemas, sus inquietudes, sus miedos y sus sueños, diferentes y sin embargo tan similares; estamos hechos de la misma pasta y tantas veces tan lejos unos de otros que da miedo enfrentarse al mundo de frente, con la cara expuesta a aquellos que juzgan la felicidad de las personas, que la cestionan y lapidan, sin dejarse ver reflejado en un espejo, algunas veces lo que parece dista de lo que es, pero se toman el derecho de hacer daño olvidando dejar que cada persona pueda tener la libertad de construir su propia vida sin miramientos, sin resquicios de prejuicios ni maldades, …

Y si me das un respiro...

Una opción, un respiro, quizás no, quizás arriesgue, quizás no, quizás me aterre, quizás me acomode, quizás te encuentre, quizás te pierda. Cuántos, cuántos quizás he de pronunciar, cuántos más hasta decidirme, cuánto he de suspirar cada noche, cuánto valor me hará falta, cuánto. Mil y una vez te busco, mil y una vez te escondes, mil y una vez desconoces lo que siento. Y tanto frio, tanto cariño, pero tanto frio, tan diferentes y tan iguales, tan iguales. Quizás piense este noche, o quizás lo deje para mañana, ese es el gran problema... para mañana... esta vez no me concederás más respiros. Lo se.

Camino al infinito

Qué saben las tripas de puños cerrados... algo que alguien ya canto en su momento. ¿A caso tu lo sientes como yo? ¿A caso resolverás todo lo que está pasando?. Otro final, otra sensación extraña, otra dura reflexión, me estas partiendo el alma. ¿De veras crees que soy capaz de hacerte un daño intencionado?, prefiero desterrarme al infierno antes de que tu derrames una sola lagrima por mi, ¿a caso soy yo alguien para hacerte sufrir?. Decirte de nuevo que lo siento no serviría de mucho, volver a reiterarme perdería el poco valor que ya conserva por si mismo, tan solo es capaz de perdonarme mi conciencia, la única que valora en todo su esplendor un verdadero lo siento. Y ahora dime si tanto diferimos en todo esto, si crees que yo gano y yo pienso que pierdo. Dime si crees que es acertado, dime que llegaremos lejos, dime que todo lo malo ya ha pasado, dime que algún día nos veremos, dime que ya nunca sufriremos... dime solo mentiras pero haz crecer de nuevo en mi ilusiones, camina a mi la…

Sin sabor

Comienzo insipido, quizás final, aun no lo se, de momento esperaré, como siempre, como nunca, disimulando la tristeza para no mostrar debilidad, para no preocuparte, pero con la necesidad imperante de emitir desdichas. Solo aquí, solo en el silencio de un frio teclado, solo en la soledad de la usencia, reitirando recuerdos, deseando sentimientos, todo sin ti. Y mientras en el agetreo diario aclaro los pensamientos dubitativos del pasado y extraigo conclusiones parcialmente certeras, puede que también eternas, aunque eso en parte hoy de poco vale ya. Inspiro aire y dejo que mi mente piense en no pensar, disfruto del paisaje, de lo que tengo alrededor, en ocasiones de la vida de otros, sin percatarme de que mi prioridad es secundaria para ellos, sin tener nada más que lo prescindible para ellos. Quemando juventud en la azotea, destruyendo lo irreparable, soñando lo imposible,deshaciendo ilusiones. Aun ignorando si algún día cambiará, si viviré mi juventud en la azotea, si repararé lo qu…

Tras de ti

Vuelvo con más energía que en tiempos pasados, pero con la misma esperanza a la vista y con miedo, con mucho miedo, porque se lo que quiero pero no se como conseguirlo, porque inevitablemente me aferro al pasado, al pasado que me hizo feliz hace ya mucho tiempo, porque quizás no te recuerde bien, porque quizás os recuerdo demasiado y todas las consecuencias, todo un mundo, toda mi vida. Y sigo retorciendo silencios, agarrada a la locura de la paciencia y de la ausencia, metida en mi interior, en mi coraza de cristal. No es tan dificil romperla, por qué no entras, por qué no vienes por mi y me ayudas a dar el paso, a seguir en otra vida, en otro momento en el que era feliz. Hasta entonces seguiré tras de ti.

Vierte tu alma

Cuantas veces ha de caer una piedra para que se parta en mil pedazos...

En el filo

Supongo que es lo que parece a excasos metros de empezar de nuevo. Nuevos alicientes y nuevos miedos, esta vez no me dejaré a la desidia y así te hago creer que no es. He de cambiar, he de dejar de dedicarte esto aun consciente de que te lo mereces , tan consciente como que es caduco. Ya se que no tengo derecho, pero si me permites, quizás desde aquí pueda alcanzar un alivio, o quizás me marche y te borre, no se si esto será posible, pero por otro lado cuanto más te pienso... Dificultades, contradicciones... qué tendrás en la cabeza... ya no es asunto mio... no lo es, es cierto ya no lo es... como puede ser... lo quise así es lo mejor, pero tu lo respetas más, a mi me pierde la razón pero me puede el corazón, sin embargo tu eres todo corazón, al menos eso creo, al menos eso me queda, ¿acaso así es mejor?; es tan malo como odiarte, seguir adorándote. Qué haremos con esto, si solo sé esperarte, mi única esperanza, mi único delirio, mi salvación. No debo agarrarme a eso, he de buscarme n…

Y después dónde

Donde este la vida... pero dónde, donde pueda sentir lo que contigo siento, donde nadie juzgue la apariencia, donde se vea el infinito, la profundidad de la vida, donde pueda verte en los ojos de alguien, donde mis ojos puedan mirar el horizonte sin obstaculos ni reticencias, donde pueda ser eterna, donde pueda conversar durante una noche entera con el silencio, donde no me atraviese una mirada dañina, donde pueda encontrar la paz que nunca llega, el abrazo que se fue y el amor que no llegó; donde este tu esencia, donde puedas venir a verme y marcharte a tiempo, donde este mi vida, por fin mi vida. Por siempre presente en mi tu esencia, por siempre: GRACIAS.

Reiterando

Vuelta al abismo, de donde no se aun como salir, de donde no se si podré salir. Me he vuelto a quedar sin posibilidades, de tantas y tantas que un día abrí, será que no doy lo suficiente o será que de nuevo la suerte me demuestra de su existencia. Seguiré caminando por aquel camino oscuro en el que un día desperté, esperando que en algún momento comience a despejarse por fin, mientras en la penumbra intentaré atisbar un halo de vuestra presencia, y con voluntad lograré alcanzaos la mano para que podais guiarme por el sendero, con vosotros, que todo lo veis, vosotros que tanto me queréis.

Otro más como otro menos

Te dije que todo era negro, pero no me prestaste demasiada atención, ahora puedes ver con tus ojos como todo se oscurece a mi alrededor y tus labios no pueden pronunciar palabra alguna, solo un abrazo tímido y hueco en mi ausencia te atreves a esbozar en mi amparo. Ya nada es como era antes, nada es como ayer ni será como mañana, todo cambia a cada paso, dónde queda todo, todo lo que ya no queda. Te marchas, pero quizás fuí yo la que marche hace tiempo, escogí el juguete que ardía, ahora es mi sentimiento el que arde en el infierno de lo prohibido, de lo que nunco pudo ser, de lo que se marchó inevitablemente, por la puerta de atrás como siempre hice, por la cobardía de no enfrentarme a la claridad que cree pertenecerme. Se que no vale un simple lo siento, se que ya es tarde para eso, se que siempre defendí prevenir el daño antes que tener que lamentarlo, se que ahora que yo lo hago me duele el alma y también se que nunca quise hacerlo, que me invadió la tristeza, la agonía de la vida…

Dónde queda la vida

Tan lejos y a la vez tan cerca, me temo que no llegaré. Han pasado los años y todo pesa como al principio, tal vez más. Vuelan los consejos en forma de flores hermosas, incitandome a estar mejor a encontrar otras soluciones, a buscar lo que ya no existe y yo en cambio me resigno a seguir la esencia que un día me hizo continuar, a mi manera, porque no te pido que lo entiendas, se que eso es díficil, solo te pido que lo respetes, porque solo así podré convivir en mi delirio junto a mi, porque iré hasta donde sea siguiendo esta esencia, la esencia de mi delirio, donde esté la vida, donde tu me buques, allí estaré yo justo antes de que me mires, ya lo habré hecho yo. Esperar a estar contenta cuando solo tengo algo, algo que no vale si no me acompaña la vida, si no estas conmigo dónde he de ir yo,cuestiones, dudas y más dudas, no es fácil este desorden, no es fácil seguirle a mi mente, a veces va mucho más rápido que mis propias palabras. Angustía, ansiedad, intriga, deseo me vencen, dónde…

Retorno al falso origen

Vuelvo de nuevo, con la impaciencia y el valor de una quiceañera, se que allí no me hice y lo descubro años después, tras ver en sus ojos la venganza de una fantasía, la impaciencia de hacer daño porque sí, sin motivo aparente, fuera de un contexto favorable, sin necesidad, sin resprocidad. Dónde quedan ya los encuentros, la conversaciones y la amistad emotiva, dónde la hipocresía que descubrí tardemente, dónde el dolor que hoy pretende hacerme, dónde esa mirada vengativa, donde algo que solo está en su cabeza. Mejor situarlo lejos, muy lejos, aunque no deje de darme lastima por aquello que fue o quizás por darme cuenta apenada de que solo fue una ilusión. Solo esta persona empaña otras situaciones vividas, no voy a permitirle que te haga daño, nunca, porque solo tu me has demostrado algo que siempre me ha faltado. En ocasiones es dificil de aceptar que hay que decir adios a algunas personas, a veces de manera muy resignada y otras veces de manera forzada, porque tenerle al lado me es…

Arma blanca

Cada paso en falso te destrozo el corazón. No encuentro una frase mejor que defina esta situación. Lo siento.

Adaptacón mesurada

No es un buen día, lo se, aunque no tengo clara la razón. Creo que no me siento satisfecha con mis actos, quizás no sea clara, quizás esta independencia no sea tan buena, quizás tu..., ya no hay nada claro, y tu eres capaz de percibirlo desde la lejanía, esto es para ti, siempre será así, y la frecuencia disminuye, ¿por qué?, cuántas veces he de hacerme esa pregunta para decidirme, cuántas veces he de decirte que no lo se, y cuántas veces se la respuesta; cuándo tendré valor, cuándo dejaré de hacerte daño para evitar hacertelo, cuántas veces me voy a equivocar, cuántas veces enredaré más esta historia. Nunca he estado segura de nada, aun menos de mi existencia y se que perderte... me asusta, tu apoyo incondicional supone un pilar importante, conversar contigo me da fuerzas, ahora he de renunciar a algo y no quiero, las consecuencias no las acepto, a sabiendas de que todo no se puede abarcar, a sabiendas de que la claridad dejará de iluminar mi camino, y luego qué, luego quién me va a …

Reencuentro de sentimientos

Ya se que en el fondo pensaba en un encuentro forzado, un encuentro que se ha convertido en lo mejor que he vivido en los últimos meses, disfrutar de ti como antes, como siempre, sin resquicios de dolor, sin que el tiempo haya pasado, sin esfumar ilusiones, sin pensar en el infinito. Y ya en la lejanía vuelvo a ser consciente de todo lo pasado y de todo lo futuro, de todo lo que me propones todo lo que te niego, de todo lo que te oculto, de todo lo que me arrepiento, de todo el daño que te haría saberlo. Y darme cuenta de nuevo de algo de lo que había dejado de ser consciente, de que te necesito a cada paso, de que te pienso a cada instante, aun sin saber lo que va a ser de todo esto, de lo nuestro.

Conciencia alterada

Ahora si que puedo confirmar la existencia de ese tópico llamado conciencia y el poder que ésta puede tener. Los últimos días me he notado tensa, intensamente nerviosa, incomoda y desolada, porque tengo la cercana sensación de que en muy poco tiempo he decepcionado y he hecho daño aun sin quererlo. Lo sabía pero no supe pararlo, soy consciente pero no quiero que pase, aunque se que es otra utopía, siempre buscando retos que al final hacen más mal que bien, siempre atada al drama, para así valorar la felicidad tras sentir dolor, pero en realidad ¿es necesario sentir dolor para añorar la felicidad y así valorarla?. La dejadez y la apatía, la cobardía en muchos casos provoca situaciones, consecuencias lamentables, en demasiadas ocasiones para el resto. Prometo que no os quise hacer daño, que solo quiero vivir, prometo que os quiero con locura, que no veo más allá de vuestros ojos, nunca quise haceros daño, y en la lejanía ese daño solo existe en mi, en ese ser con vida propia que un día …

Lamento desolado

Perdón, te pido perdón desconsoladamente por algo que nunca te diré, porque no merece la pena hacerte daño, porque el daño yo sola lo sufriré, sola llevando la pena de haberte fallado, de haber roto con todo lo que construí a tu lado sin que tan siquiera seas consciente de ello, perdona por haber sido yo, mientras tu, desde la lejanía me abrazas en silencio esperando una mirada, algo que te aliente, que te demuestre sin excesos que todo sigue igual; y así es, todo sigue igual porque todo aquello está más que olvidado en mi mente, solo el retazo de haberte traicionado ronda en mi pensamiento, hoy y siempre sabré que no te lo mereces, que no hay justificación, que únicamente el error es mio, tu no lo mereces, a pesar de todo, tan solo tu amistad es mi delirio, eso es lo último que quisiera perder. Prometo no perderme en juegos estúpidos, en absurdos que me hacen daño, daño por traicionarte, lo demás ya no duele, ya paso. Quizás así quede demostrado, quizás ya no haya más dudas, quizás …

Acuerdo ausente

Me siento en la obligación de pedirte que me perdones. Perdoname por no ser del todo sincera. Perdoname por no ver salida a este círculo. Perdoname por no ser demasiado clara sobre mis pensamientos. Perdoname por no devolverte esa mirada y por no agarrar tu mano cuando aún la alcanzaba. Perdoname por no ser capaz de analizar todo esto, por no sentirlo hasta que lo veo cerca. Perdoname por confundirte y por negarte lo que eres capaz de ver con los ojos vendados. Perdoname por no poner solución, por mi pasividad, por mi cobardía, por quererte. Perdoname por sentir de diferente forma en ocasiones, por mis repentinos cambios, por las consecuencias que tanto daño te hacen. Perdoname por adaptarme y por sentirme extraña. Perdoname por no poder alejarme, por no entregarte todo, por reservarme el resto, por no ceder lo que un día me robaron. Perdoname por no olvidar, por añorar momentos, por intentar dar sentido a todo esto. Perdoname por todo lo que no sabes, por lo que te oculté, por los se…

Fuera de cobertura

Después de unos días intensos, no soy capaz de acertar si todo se arregla a si aun se ha estropeado más, procuraré hacerlo lo mejor posible, como casi siempre, al menos contigo. Lo cierto es que no hay nada mejor como desear algo, a veces si el querer es muy fuerte, es capaz de vencer al poder, y es que nuestra vida, en definitiva se basa en deseos y obligaciones, que en pocas ocasiones somos incapaces de saber diferenciar, lo cual en ocasiones puede generar problemas. Conforme avanza esta vida loca y nosotros mismos aumentamos en edad, vamos adquiriendo más y más obligaciones, responsabilidades y deberes, y es entonces cuando pasamos de una infancia basada principalmente en el yo quiero, a una juventud y vida adulta en la que pocas veces dejamos un hueco abierto al querer por encima del poder o del deber, razonando de este modo absurdos argumentos para excusarse, sin ningún fundamento ni lógica coherente; y es de nuevo cuando insisto que de sobra soy consciente de lo escaso que se qu…

Azar desilusionado

Me levanto relativamente temprano para comenzar un nuevo día, un día que iba a ser el último de mi rutina, al menos por un tiempo, y de repente el azar hace de las suyas para evitar que sea feliz y me encuentro mal, triste y desmotivada porque son tantas las veces que todo sale mal. A veces consigues levantarte de un gran agujero en el que estabas inmerso tras una larga temporada de esfuerzos continuos, sin ningún descanso que haga retroceder en la escalada, y cuando consigues llegar a la cumbre, levantar tu cuerpo hasta respirar un aire limpio, tras disfrutar unos pocos días de esa ilusión, la vida te demuestra que tan solo es eso, una ilusión, y te baja de nuevo a tu hábitat natural, al subsuelo en el que has vivido toda tu vida, entonces te das cuenta de que cada persona tiene su lugar en la vida, su posición, y ésta está más que determinada de antemano. La cuestión es si merece la pena luchar contra esa opresión o es mejor no perder esfuerzos que son necesarios reservar para sobre…

Loca rutina

Fantasmas del pasado vuelven a mi mente, aunque duela denominarlo así; y me asaltan las dudas, quizás sea lo mejor. Y tu que aun con los ojos cerrados puedes ver lo que yo hago me preguntas por ello, yo de nuevo me hago la loca, escondiéndome en la rutina cotidiana como excusa fácil a lo que me cuestionas con tanta razón, como siempre tu sexto sentido no te ha fallado, al menos conmigo. Y me empeño en cometer errores, fallos que conllevan consecuencias, creo que esta vez sabré controlar los impulsos, al menos hoy, como siempre controlando impulsos, a veces es mejor así, otras veces se pierden oportunidades, pero estoy casi convencida de que esto no es una oportunidad, seguiré esperando, la buena ya llegará y no tardará mucho, aunque se acabe, como todo en esta vida, de nuevo caduco. Entoces por qué dudo, será por mis impulsos controlados. Podría ser perfecto, pero si fuera perfecto quizás no hubiera sido tan bonito, puede que no te hubiera valorado justamente, defecto que como siempre…

Añoranza compartida

Te echo de menos, no te lo puedo negar, aun sabiendo que eso no me beneficia en absoluto, pero a la espera de encontrarte pronto, para abrazarte, para sentirte de nuevo, para dejar de intentar alcanzarte en la lejanía. Cuanto más lejos estas más sola me siento entre el gentío, entre el resto de personas que jamas podrán ser tan maravillosas como tu, tan especiales, tan tu. Tan solo me consuela saber que en la distancia nuestra añoranza se comparte, como siempre hemos hecho, tan recíproco que duele perderte, porque como siempre todo es caduco.

Repentinamente cambiante

A veces aunque parezca imposible aún se puede encontrar la aguja del pajar, y es que en ocasiones la vida te sorprende y por fin te arropa con su manto azul, por un momento te sientes reconfortada, como si nada de lo anterior hubiera pasado; algo que ya hacía tiempo que no sentías empieza a llenarte por dentro principalmente cuando caes en la cuenta de que eso que ya casi no reconocias es alegría. Lo cierto es que desconozco cuanto durará, soy consciente de que siempre existe un agente perturbador, quizás la experiencia me lo ha demostrado, aunque ahora disfruto del momento, al menos, esto si que me mantendrá esperanazada algún tiempo. Y luego vuelves tu, que me descolacas a marchas forzadas, aunque sabes que me encanta, de repente cambia todo y eres como siempre, como nunca dejaste de ser, solo de comportarte para olvidar y otra vez me pregunto cuánto durará, y de nuevo soy consciente de que es caduco, aunque lo disfruto a cada instante, y luego qué, luego lloraré, porque soy conscie…

Entretenimiento distraído

Acaba este día y aún no he tenido tiempo para tan siquiera respirar, solo para darme cuenta de que eres genial y no te puedo sacar de mi cabeza y no solo eso sino que tampoco lo deseo. Volviendo la vista atrás solo soy capaz de ver a mi lado a unas pocas personas, pero lo cierto es que esas personas aún hoy en día soy consciente de que permanecen a mi lado, unas veces en la lejanía y otras a tan solo un paso. Afortunadamente os tengo conmigo y lo cierto es que me siento orgullosa de sentir un apoyo firme cada vez que doy un paso. Gracias por ofrecerme todo lo que me habéis aportado, por recibir tanto cariño, aunque sea de esa forma tan especial, como a mi me gusta, y todo lo que ahora me ofrece tantos momentos de felicidad y tanto amor, que me permiten coger aire en este mundo frenético que nos lleva a velocidades infinitas. Por todo, porque siempre hemos superado los obstáculos; a vuestro lado soy más fuerte y dejo de lado a esa niña débil que ayer fuí y que aún sigo siendo, fuerte p…

La ignorancia subestima

No es que me crea por encima de nadie, quizás ese es el problema de que me irriten tanto las injusticias, principalmente, como es lógico cuando éstas van dirigidas a una misma o por supuesto y como suele ser más habitual a algún que otro ser querido, hacía el que sin saber muy bien porqué, sientes un sentimiento de protección que te altera cuando observas una situación de injusticia, que en ocasiones equivocadamente, piensas que es incapaz de resolver por el mismo, y es entonces cuando tu labor de protector sale a relucir, cual leona en celo, defendiendo a sus criaturas indefensas. Son muchas las circunstancias de la vida en las que curiosamente los más ignorantes, como suele ser habitual, se alzan de un salto por encima de tus hombros, crecen por momentos, hasta sobrepasar los límites de la educación y entonces te hacen sentir pequeño, no porque su papel de "todolosé" resulte creible, sino porque la impotencia en esos momentos bloquea los emisores de los buenos modales hast…

Planeando en la llanura

Bien, relajandamente bien, así es como ahora me encuentro, plana, sin rumbo fijo, pero bien, en espera de un futuro más claro, pero bien, planeando en la llanura. Ya no me atormentan las noches, porque sé que en la distancia también las pasas conmigo, aunque el hilo que nos une se dé más y más de sí cada día, aún te siento cerca y con eso es más que suficiente para recuperar el aliento con cada intento de ser feliz. Construir una nueva vida, cuando ni siquiera quedan los cimientos de la anterior es tarea complicada, pero ya te prometí un día que lo conseguiré, y de sobra sabes que soy una mujer de palabra, son muchas las veces que te he demostrado que le doy un gran valor a lo que uno promete y yo te lo aseguré, no para tranquilizarte sino porque como tú dices también he de mirar por mí misma y en parte gracias a ti he levantado cabeza en ocasiones y he podido cumplir el sueño de esos otros que adoro y el mio propio, por eso y por tanto más, te necesito cerca, pero no puedo tocarte y …

En blanco y negro

Un nuevo día inventando ilusiones que despiertan en mañanas calurosas, tras el curiosamente frío eterno que acompaña mis actos. A veces distinguir entre el bien y el mal, el deber y el querer, el ir o el venir, el correr o el parar no resulta tarea fácil; quién pone los límites a estos extremos, quién decide el ganador, quién dice que debe haber un ganador. Mil dudas y nada seguro tan solo una cosa que parece perputua, eterna, tan eterna como ambos. Algún día lo haré mejor, solo pido tiempo, prometido.

Construyendo fantasías

Cambio de rumbo y cambio de vida, quizás más desordenada pero cuánto más evasiva. A menudo comienzo a replantearme mi vida y lo cierto es que no me siento demasiado satisfecha de lo que tengo, es posible que con el tiempo surjan nuevas situaciones y de nuevo a esta vida podré llamarle "vida", al menos esa es la esperanza que me acompaña cada día, trás recapacitar con la almohada poco antes de caer en un profundo sueño. Al mirar hacía adelante veo un futuro incierto, aunque la verdad es que no veo nada, eso me produce temor, aungustía, nerviosismo. Y vuelvo a plantearme si esta situación viene propiciada por haber vivido durante años otra vida que no era la mía, o haber robado retazos de otras vidas para la mía propia. Con el tiempo sacaré fuerzas para construir una nueva vida, esta vez propia, que no se base en la cura de una herida sobre otra, sino que se asiente sobre las bases de la felicidad, esa famosa utopía llamada felicidad.

Relativizando sentimientos

De nuevo me invento a tu lado tras perderte. Te necesito para ser feliz y todo queda suspendido en el aire, sabemos que no puede ser así, pero un esbozo de felicidad me ataca cada vez que te siento cerca. Lo construido hasta ahora no basta para permanecer contigo; no es suficiente, no es lo que soñamos. El conocimiento previo no determina del todo las consecuencias que siguen. Perder todo aquello que me fascina, volver a sentir lo que hace tiempo olvidé, volver a construir una ilusión, una vida compartida, la importancia de un instante en tu mirada. Otra vez se me escapa de las manos, dejando libre lo que ataría a mi ser eternamente, de sobra sé que contigo sería más que feliz. Impotencia, resignación; algo que ya parece ser mi más amigo fiel. Dejaré que a cortos pasos el olvido acabe ocupando tu lugar, aun sabiendo, que no es lo que deseo, y consciente de ser esta mi única solución a la desesperación de no tenerte.
Solo aquel momento en que adiviné espontaneamente tus ojos sobre mí, b…

Otro más

Comienza otro día y apenas se espera que sea mucho más diferente al de ayer, no se muy bien a que espero, pero todo apunta a que mi aptitud es paciente, en constante espera, latente. Mi ilusión de nuevo hibernando. La rutina apoderándose de mi vida y no soy capaz de enfrentarme a ella, sigue venciéndome en cada batalla. Ven y ayudame en esta guerra, apoyame en mi delirio, cogeme la mano y comenzaré a andar, pero sin tu apoyo no voy a ser capaz. Tú me enseñaste a andar, ahora solo tienes que recordarme como hay que hacerlo y si tu quieres vayamos de la mano y vivamos esta mala vida, convirtamosla en algo admirable, digno de repetir; a tu lado soy capaz de todo.

Final anunciado

La ignorancia en la mayoría de los casos lleva a subestimar a tus iguales de una manera pésima. No hay algo que me parezca más ridículo que dejar a un lado la humildad y creerse estar por encima de alguien, eso para mi sin duda es el síntoma más aclarativo de la ignorancia más profunda, la incultura y la prepotencia sin justificación ninguna. En ocasiones quien más habla es quien más ha de callar y también es ocasiones callar es la postura más inteligente. Por un momento párate a recapacitar cuantas veces te has sentido verdaderamente escuchado durante los últimos días, al mismo tiempo piensa cuántas veces has escuchado a la gente que te rodea, implicándote y sintiéndote profundamente interesado por su discurso. Porque esta sociedad ridícula aún piensa que no tiene ya nada que aprender y son esos mismos los que se presentan con razones absurdas e insultantes para los que abrimos nuestras puertas a todos los estímulos que llegan a nuestros receptores sensitivos. Y es que de todo se apr…

Locura de la incomprensión

A veces sigo sin comprenderte, incluso después de tanto tiempo respirando a tu lado, creo que se me vuelve a escapar de las manos todo aquello tan tuyo que un día te guardaste y que ahora aparece sin tan siquiera avisar. Y dudas y más dudas, aparacen, vuelven, revolotean en mi cabeza, una y otra vez, una y otra vez, sin parar ni un instante, sin darme tan solo un respiro, para pensar, para ordenar los estantes de mi mente. Y de nuevo apareces y vuelves a descolocarme continua y constantemente; lo que nunca había imaginado se hace real en mi corazón, pero cómo luchar contra lo que me ha hecho feliz después de tanto tiempo, lo que me ha hecho recuperar ilusiones olvidadas en el olvido.

Retorciendo recuerdos

Dolor, intenso y duro dolor. Inquietud, palpitación, tensión y silencio mucho silencio, de nuevo envuelto en esa soledad que retorna en su delirio tras abandonarme meses antes; y un halo de incomodidad ronda en tu pensamiento desde la lejanía; y yo sin poder tan siquiera moverme, paralizada por esta tristeza, rota e incomprendida. Ahora esperaré paciente a regenerar desde el subsuelo como en ocasiones anteriores, con la mente serena y el corazón roto.

Impotencia resignada

Cómo puedo gritar al mundo si la voz no emerge tras abrir mi boca. Cómo luchar contra algo que se me niega. Cómo avanzar si cada vez que hago descender un pie algo tremendamente fuerte cae sobre él. Sociedad hipócrita, engañada o desdeñada por los miedos, la comodidad, las ruinas de un pasado que nos deteriora a cada paso. Cómo arreglar algo tan parcheado si seguimos siendo presos de una tradición absurda envuelta en un somentimiento anterior, y cómo arreglarlo desde lo que es aun más absurdo: rebelarse a favor de una idea utópica desde el sofá de casa. Pero cómo hacerlo de otro modo si la opresión es protagonista, si la influencia es tan grande que nos deja sin poder alzar la voz, sin puño en alto, sin opción de luchar contra la injusticia. De nuevo la injusticia, la impotencia, la resignación, la tan tremenda resignación.

Apagando ilusiones

Apatía, de nuevo apatía, pesadez por un presente apagado, sin aliento, sin respiro y ese mismo condicionante siempre presente conmigo. Cambiante y dependiente, buscando nada. Dónde y cuándo me vas a esperar, esta vez seré puntual, esta vez no te haré esperar hasta que te marches, no dudaré.

Restando el tiempo

Primer día del resto de mi vida, fin y comienzo, no consigo desvincularme, imposible que salga de mi mente, no puede ser radical, aun nos quedan cosas pendientes, esperaré con impaciencia, restando el tiempo, tras el camino que nos separa y miraré hacía atrás, cada día un poco más y ahondaré en mis sentimientos más ocultos y allí estarás tú de nuevo, impasible tras el paso del tiempo, de nuevo restando el tiempo. Vuestra presencia agita mi calma, me hace feliz, rompe con mi delirio, con mi rutina. No me dejes caer en la pesadez, aunque estes lejos, porque algo parecido en algún momento ya viví y guíame como hasta ahora, aunque siga empeñandome en no hacerte caso y algún día tras el paso de los años, un destello de luz nos llenará de recuerdos en el mismo instante y entonces, tendré la necesidad inmediata de volver a abrazarte, aun sabiendo que no podré ni tan siquiera rozarte.

Lágrimas a la deriva

Un día díficil, especial y díficil. Un fin de una etapa y tú de nuevo rondando en mi cabeza, cómo puedo dejarte si eso significa arrancar una parte de mí, cómo comenzar de nuevo si se han perdido tantas cosas. Derramando lágrimas de impotencia, de nuevo el querer choca con el deber, consciente de que este día llegaría, consciente de que ha de ser así, pero a la vez consciente de no desearlo. Ahora caminaré sola, tremendamente sola, pero si me dejas a tu lado, en tu corazón, en mi corazón. ¿Olvidarte, olvidaos?: imposible. GRACIAS.

Represión o elección

Final o comienzo, pricipio o fin, sueño o pesadez, límite u opresión. A menudo las dudas forman parte de nuestra vida, a menudo las dudas ocupan parte de nuestra mente, quizás parte de nuestro corazón por eso no me lo arranques dejame solo un trocito, yo regeneraré como en ocasiones anteriores, ya lo aprendí y llevate el resto, solo eso te puedo ofrecer ahora. Después marchate pero a mi lado, de nuevo no quiero quedarme solo con una opción, quiero un equilibrio, quiero las dos, vete lejos pero quedate a mi lado, y después ya decidimos, después cuándo, cuando lo decidamos.

Descanso físico, descanso emocional

Cansada, extremadamente cansada, pero cansada de qué; estará bien o estará mal, no puedo evitarlo lo echo de menos, quién dijo como ha de ser o no ser.
Necesito un descanso, ¿seguro?, no lo se; un descanso pero, qué tipo de descanso, qué me ofreces, estoy dispuesta a negociar, negociar por un tiempo, todo es caduco, yo no he elegido eso, todo es caduco, de eso eramos conscientes, todo el mundo comete errores, pero cuál es el error. No quiero discutirlo solo quiero que no pase, aunque a veces sé que es mejor que pase, todo cambia, también cambiará esto o quizás no, pero ya está hecho, todo pasa, eramos conscientes.

Otro día más

Otro día más sin ver el sol y a mi mente vuelven versos de un pasado no muy lejano. Qué voy a hacer sin ti y qué voy a hacer contigo, la retórica constante de lo imposible. Si tras apaciguar el fuego, éste vuelve a quemarme, entonces qué debo hacer, qué quieres que yo haga, si de sobra sabes que yo haré lo que más feliz te haga. A pesar de los retazos que vuelven a mi vida, consecuentes de un pasado mejor, las sonrisas que llenan de alegría y las veces que te recuerdo, ya no se donde buscar el sosiego de mi mente, la alegría de sonreir sin recortes de opresión. Aquello que solo yo conozco.

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé con qué pretexto
por fin me necesites.

Cuánto pesa la vida

Lo cierto es que es la primera vez que utilizo este medio y no se si será por la necesidad de comunicar en esta sociedad donde cada vez más impera la soledad y el individualismo o porque contra todo pronóstico me he rendido a las nuevas tecnologías. Puede que sea exclusivamente por la necesidad de que alguien lea lo que escribo, alguien anónimo, por la cobardía que me supone exponerlo a mis seres queridos.
No se si alguien dará con este blog, algún curioso que se lo encuentre por sorpresa y sorprendentemente le llame la atención, si es así, te agradecería algún comentario.

Después de unos años sin levantar cabeza es ahora cuando se me plantea el fin de una gran etapa, donde se han agolpado a la vez los momentos más duros y los más felices de mi vida, es curioso, pero tengo miedo de enfrentarme a un futuro demasiado incierto y a la vez de retornar fantasmas del pasado. Vuelve a aparecer de nuevo en mi persona la inquietud que un día fue dueña de mi cuerpo y mi vida, ahora con unos años m…