Entradas

Mostrando entradas de 2008

Por ti, una ilusión

Volver a leer relatos mojados con lágrimas de hace unos años, seguir sintiendo el mismo dolor, la misma opresión invadiendo mi pecho. Nada cura sin dejar cicatriz, la huella que recuerda lo vivido. Siempre estas aquí, nunca dejaste de ser tu, tan solo tu, tan perseverante, tan implacable, tan tu, tan cerca de ti y yo tan lejos de saber si hago lo correcto por ti, solo por eso. A tu lado todo era más fácil, aún permanecía viva la ilusión, la niñez que desapareció sin decir ni tan siquiera un adios, al menos un hasta pronto. Y la vida cambia, cambia tanto que no consigo averiguar si avanzamos con ella o ella nos hace avanzar sin necesidad de movernos. Un resumen de todo esto no es más que el de una vida nueva, sosa y sin sustancia, porque todo tiene sus consecuencias, al menos eso es lo que parece. Podría haberlo disfrutado más pero nunca renunciar a ello por miedo a las consecuencias. Te echo de menos, si. Pero mereció la pena.

Frío

Imagen
Hoy es uno de esos días en los que la tentación de sentirse triste se acrecienta en mi pecho. Tal vez en ocasiones sea necesario sentir dolor para volver a rasgarse los sentimientos buscándote, añorándote hasta dolerte todo el cuerpo. Gastar el tiempo en pensar lo que fue, en reflexionar lo ya imposible, en acercar esa distancia infinita que de cuando en cuando nos separa. En llevar esos recuerdos grabados a fuego hasta en el último poro de mi piel, en guardar otros bajo llave para que solo salgan cuando se ponen rebeldes, cuando sea inevitable retorcerse en lagrimas de impotencia, de resignación. El saber que nunca más será suficiente con nada y nada será suficiente. El saber que la ilusión desapareció mientras tropezaba en el charco que dejarón tantas lagrimas sobre la almohada. Ver tu reflejo en los ojos de la felicidad, de quien salva nuestras vidas sin apenas saberlo. Te extraño tanto...

Pensamiento fugaz

Qué dirías si te digo que... si pienso que... si te confieso que... que dirías si te miento al decirte que nunca te engañe, que nunca te quise, que nunca te mentí, que dirías entonces si te explico que estas cambiando esas ideas aferradas en mi mente, que dirías si te digo que aún no estoy segura, que no puedo seguir tu ritmo, que puede que solo sea fugaz, mientras te limitas a hacer de mi pensamiento el tuyo propio, te agarras con fuerzas a los pilares de tus estructuras, te limitas a defender tu territorio como si alguna vez hubiera hecho intenciones de cruzarlo y quizás no por ganas, tal vez por miedo a encontrarme con demasiada brevedad mis zapatillas junto a tu sofá. Sabes disimular que dominas ciertas situaciones, no sin mostrar en ocasiones la debilidad que padeces, cierta por momentos pasados, que no dejan de pasar por mi cabeza fugaz pero insistentemente. Aún no se si es el momento de arriesgar, calma, solo eso, calma para afrontar las decisiones que nunca tomaré por mi misma…

Inseguridad general

No cabe duda de que los principios siempre resultan duros, muy duros. Más aún cuando los comienzos se repiten demasiadas veces, cuando lo único constante que existe es la inestabilidad, cuando no sabes lo que habrá más allá de un mañana inmediato, de veinticuatro horas escasas, marcadas por el reloj de la razón, el que hoy me dicta alejarme de ti. No se si esto es lo que quiero, se que se ha desplomado de repente un gran peso que cargaba sobre mis espaldas. Aquel peso que me repetía de manera continua que existen cosas imposibles, que desafortunadamente el corazón no siempre tiene la opción de elegir. Momentos en los que miro hacía arriba, profundamente inhalo y solamente cuando exhalo lentamente puedo ver con claridad lo que realmente quiero hacer: caminar en busca de la felicidad instantánea.

Dudas

Alteras mi calma, buscas mi presencia de manera continua y aún no se por qué no puedo negar que me agrada. Miedo, miedo a que me hagas temblar de forma constante, a que no sepa frenar a tiempo lo imposible, a que el mundo nos arroje al abismo. Altibajos que no comprendo, tu te mantienes impecable, con suma rectitud, para mi un día demasiado claro, al otro extremadamente oscuro, tan fácil y tan díficil, cómo explicarte que tiemblo cada vez que te pienso y cómo hacerlo si aún desconozco la razón.

Arriesgar o morir.

De forma demasiado frecuente las dudas asaltan mi mente, recorren un mundo tan hostil como el vivir rodeado de extraños daños que perturban tu existencia. El tiempo corre, corre a una velocidad que no llegamos a apreciar en infinidad de ocasiones, ese enemigo despiadado que pocas veces nos da tregua. Y yo que pensaba tener las cosas tan claras... yo que pensaba que todo sería como yo elegiera que fuera... ahora veo que no siempre lo que se elige es lo que uno quiere y no siempre lo que uno elige es lo que quiere. Y ahora solo dudo, una y mil veces dudo, demasiado complicado como para desearlo, demasiado irresistible como para dejarlo pasar. Y la vida que otra vez te da una lección y yo que me desbordo en planes a largo plazo que hoy se derrumban, solo si así lo quiero... arriesgar o morir o simplemente, arriesgar a morir.

Todo y nada

Dejamos pasar el tiempo, pasar la vida, dejamos de hacer cosas por miedo a todo, nos aterroriza el futuro y nos importan los juicios. Resguardados del tiempo y del espacio también se vive sin vivir. En ocasiones aislarse es ley, en otras solo necesidad y en los dos casos se vive lo puro, lo puro de la vida que no llega a ser real, la realidad de algo y la inseguridad de lo mismo. La necesidad, el miedo, el riesgo, el afecto, todo lo común, todo lo que hay sin haber, todo lo que se esconde, todo lo que callo y todo lo que sabes. Todo y nada.

Posdata.

Querida vida mia: Te escribo desde la lejanía subjetiva porque de este modo vuelvo a tenerte más cerca. Hemos hablado tanto, o quizás tan poco... pero nunca te escribí la carta que merecías porque nunca fuí capaz de transmitir con palabras todo aquello que siento, que sentí y que sentiré. Desde que marchaste no he dejado de llevarte de forma perenne allá donde vaya, el corazón no ha dejado de latir por tu ausencia ni un solo minuto de mi vida. Todo ahora es más gris, los colores de la ilusión se quedaron rezagados en el vacio de tu abrazo, que hoy tanto añoro. Describir lo que cada día paso, lo que todo ha cambiado me resulta imposible, hacerme entender, comprender al resto del mundo dentro de su propio cascarón, el mismo que a mi un día el destino me rompió, todo esto me retorna a la desesperanza, tal vez pasada, o tal vez menos frecuente con el tiempo. Todo cambia, esa frase aún retumba en mis oidos, puede que fuese lo mejor que oí de alguien que poco pudo hacer para remediar tanto d…

Grito a la deseperación

Imagen
Crece la tristeza, nada podía ser de otro color. Los años, las ilusiones, los golpes van pasando van truncando el deseo de encauzar un sueño o tan solo una vida. Tanta razón para aquel genio que un día cantaba a Sisifó. Consuelo de la segunda parte, necio recuerdo de algún día pasado, tragarse las ganas de chillar, creerse en la impotencia de no hacerlo, romper el silencio con un llanto de resignación, con un de nuevo sin sorpresa, con un hasta nunca, con un incierto camino. Frustración.

Locura

Enloquecer añorándote cuando las lagrimas de tu ausencia vuelven a acariciar mi cara. Resignarme, morirme de impotencia, evadir mi mente hacía otro mundo, otro tiempo, fantasear con un futuro imposible y quererte hasta doler. Desgarrar el recuerdo en esas noches en que me faltas, en todas y cada una de las noches de mi existencia, en todo aquello en lo que busco tu olor, tu aroma, tu esencia. Sentirte tan cerca de manera tan incierta, sentir tu consuelo y a la vez extrañarlo hasta que te arranca el alma. Dolor sin encontrar una definición exacta, dolor de lo que no se encuentra, dolor por no verte, por no hablarte, por no sentirte... dolor por todo lo que no te dije a tiempo, dolor por la infinidad de penas que me trajo tu ausencia.

El valor de una vida

Miro hacía atrás... y recuerdo tantos momentos vividos... y tan diferentes. No condeno mi vida actual, tampoco reniego a volver. En ocasiones resignada, en ocasiones madurez. Son tantas las personas, las vidas que viví que me cuesta reorganizar situaciones. Tan solo la esencia de espirar de nuevo lo que un día aspiré. El horizonte sigue igual, el tiempo no lo cambia, mis pasos caminan sobre el mismo suelo que tantos años caminé, sin percatarme de no recorrerlo con frecuencia. Con cada apoyo, un nuevo recuerdo, con cada mirada un nuevo sueño atado a una promesa. Sentirse de nuevo, jamás desvincularme y para ello tanta indecisión... Miro de nuevo hacía atrás y te veo, te amarro, continua conmigo.

Renovémonos

Parece que todo retorna de nuevo, parece que vuelve a latir y de nuevo incompleto como acostumbramos, aún me empeño en negarmelo, pero también sigo empeñada en pensarlo y parece que pones de tu parte y parece que hay algo más allá de las palabras pero sigue habiendo miedo, una negativa convertida en miedo y de nuevo en negativa. Demasiadas trabas imposibles a la vista y demasiada seguridad falsa reconfortándome las espaldas, pero ahora demasiadas horas en mente y quizás sea la ilusión, quizás la esperanza, quizás el tiempo, quizás lo imposible de todo esto, pero no podemos negar que por encima de todo eso existe algo que comienza a quemar por momentos, después de algún tiempo y algunas situaciones extrañas que dejamos atrás. Sabes que no prometo nada y soy consciente de que tu, al agual, no lo haces y a pesar de todo no solo es eso. Entonces qué es, tanto tiempo a la espera y de nuevo compruebas que la vida no es siempre sencilla, que nunca hay blanco y negro, que entre medias existe …

Volar

Imagen
Volar mientras permaneces sentado, sentado en un sueño. Empleando aquello caduco y dañino que te permite volar.

Ven

Hace tanto tiempo ya... quizás demasiado, creo que ya va siendo hora de que vuelvas, te lo exijo. No hice nada para que te fueras y menos aun para que creas que no te merezco. Siempre he estado ahí, siempre te he derrochado en silencio, a mi manera. Pero que yo sepa en estos temas no hay nada escrito, no hay reglas. Entonces, ¿por qué no vuelves?, si yo nunca he dejado de retenerte a mi lado de un modo u otro, si solo pensarte me devuelve la ilusión. Y si, lo se, se que no acepto cualquier condición, se que alguna vez te repudie, se que deje de tener fe en otras, de creer en ti. La vida te golpea en ocasiones, entiéndelo y perdoname de una vez, no fue para tanto, vuelve a mi lado o simplemente ven conmigo.

Rarezas

Cuántos títulos con este nombre y qué raro es todo cuando no entiendes nada y más aún cuando no lo quieres entender. Las circunstancias... y para qué más y, si vivimos en la ignorancia... pero poniendo mis propias reglas, lo sabremos todo sin saber nada, porque apenas tiene importancia, porque el juego es tan solo eso, porque encima de la mesa ya pusimos las normas de manera taciturna. Las señales del pasado enseñan a sobrevivir, forjan el carácter, los sentimientos se vuelven insensibles, las circunstancias se empeñan en ir a trompicones, nada fluye, nada quema, tan solo la espera, esta espera tan distante de lo que resta ahora.

Lluvia

Llueve, y miro por la ventana recordando otros días en los que la lluvia empapaba otros momentos, momentos de abundancia, de ilusión, en los que correr bajo la lluvia no era un obstáculo si no una diversión, saltar sobre los charcos sin temor a nada, sin responsabilidades, sin añoranza. Ahora miro el horizonte tras los cristales del cuarto, observo el cielo nublado sobre mis pies, esforzándome aun no consigo ver un atisbo de un rayo solar, la luz aun no se deja ver. Y vuelvo a soñar con días calurosos, con el sol cegando la mirada, con una sonrisa inconsciente, involuntaria. Se acercan días diferentes, quizás no lo suficiente para despertarme, en otro momento tal vez lo haga cuando abra los ojos y por fin vea un cambio, algo que haga que el sol de nuevo vuelva a atravesar mi ventana, esa que observo en este instante, mientras la lluvia golpea con fuerza los cristales.

Imposible

A ti, a mi compañia, a ti, por tu amistad por encima de otros lazos que nos unen y que tanto peso cobran con el tiempo, a ti, por dar tanto y esperar tan poco, por llevar la misma carga que yo, por entenderlo todo sin preguntar nada, por no pedir explicaciones, por tu respeto y sobre todo por tu ilusión, por tu alegría, por tu entusiamo, por tu sonrisa, por esa manera tan especial de enfrentarte al mundo, por poner la otra mejilla a lo que tanto te ha hecho sufrir. A ti que tantas veces me has perdonado lo imperdonable, por ser mi alegría, mi angel a quien cuidar, mi esperanza, mi obsesión. Por tus palabras, por nuestras risas, por tu madurez infantil, por no perder nunca lo mejor de ti y por regalarlo a cada instante, por el derroche de cariño a tu manera, porque nunca dejaré de adorarte y porque se que tu también así lo sientes, porque el silencio nunca fue un obstáculo , por tu equilibrio, por ser genial. Por todo, imposible sentirte lejos.

Abrazando la vida

Imagen
Para que no se escape... la vida, solo abrazame y me darás fuerzas para seguir hasta el próximo año. Abrazame porque eres lo que más quiero, abrazame porque te permites el derecho de sentir un abrazo de forma permanente, abrazame porque solo tu calmarás esto, como siempre, como tu. Contigo el abrazo eterno, el calor de sentirse arropada, la confianza, el amor, la mirada... tu mirada, tu sonrisa, tu brisa y tu esencia, tus manos... Te quiero.

Retornado

Imagen
Y tu, ¿dónde estabas hace diez años?

Arena

Imagen
Un viaje por carreteras secundarias y tanto de que hablar, tantos recuerdos en el bolsillo para darte cuenta de que es mejor que permanezcan allí, inertes frente al paso del tiempo, intactos. Afrontamos como la vida pasa de una manera fugaz y a veces me pregunto si aun habrá tiempo para arreglar el futuro o si simplemente la vida consiste en dejar pasar etapas, momentos, segundos, incluso instantes que sabemos no volverán. Es complicado hacerse de una sola pieza, pero cuando lo consigues tras años rematando una figura parcheada, no aceptas de nuevo esa situación. Demasiado esfuerzo invertido en algo que aun no ha dado frutos, exceso de metodología en la falta de lógica, orgullo imperceptible de lo irreal y falta de entendimiento en ocasiones, todo un camino por recorrer... y tan solo arena en los bolsillos.

Buscame

Te levantas una mañana gris y parece que vuelve el invierno a tu corazón, pero apenas atisbas los motivos, quizás ayer me acoste con la desesperación de pensar en exceso, de reflexionar poco, de ansiar demasiado. Me sobran motivos para cambiarlo todo, pero también me sobran para no hacerlo. Mirar hacía atrás no es ninguna salida, pero ¿y todo lo que nos ha marcado el pasado? demasiadas situaciones exigentes que me arrojan al vacio, lo complicado de ser alguien que no reconoces, el deseo de asentar una personalidad impuesta, la dureza de la vida en ocasiones, buscar una posición en el espacio, desubicar cada momento en mi memoria, convencerme de la vida, de mi vida.

Sentir

Sentir que te puedo decir tantas cosas en una palabra, sentir tu mirada en mi nuca, sentirme acompañada a cada instante, flotar en el infinito mientras tiemblo en tus ojos, tiemblo... porque todo queda en el juego de sentir, de mentir, de fingir, de un instante, como una niña que juega a probarse los zapatos de tacón de mamá mientras se mira a al espejo y ve el reflejo de lo que aún no es, como la flor que marchita antes de que el sol pueda rozarla tan siquiera un instante. Como un sueño repetido, como un tintineo de una voz temblorosa rompiendo el silencio de una noche calurosa de luna llena, como una sonrisa eterna mientras el mar grita tu nombre borracho de locura. Como las veces que te pienso, como las veces que te ausentas, como una utopía.

Luz

Imagen
Otra luz se abre paso en el camino, otro halo de esperanza, otra ilusión, otro trocito de corazón para ti. Y de nuevo me recuerda a mi vida, a la que tan feliz le haría tomar este nuevo destino. Ya no puedo pasar sin ti, cómo se puede adorar en tan poco tiempo, cómo puedo ver a través de tus ojos, cómo puedes ocupar mi corazón de forma tan temprana. Gracias por lo que das y gracias sobre todo por compartirlo, por hacer de tus ilusiones las mias, porque seguramente los sueños nunca son completos porque dejarían de ser sueños, gracias porque a pesar de todo sigue rozando la perfección, gracias por hacerme recordar lo vivido, por hacer que siga sitiendo después de todo, porque todo esto nos acerca a un pasado lleno de sentimientos, por volvera retomarlo aunque sea diferente, aunque sea desde el otro lado, porque se que todo esto tiene una dedicatoria especial y porque no hace falta expresarlo con palabras cuando el corazón lo grita a los cuatro vientos, por la esencia que retorna de nuev…

De moral

La vida, ese sabio maestro, te trae y te descoloca, te demuestra que tu mente no es más que una burbuja aislada que va abriéndose camino, a veces, de forma equivocada. Cuántas veces te has preguntado por el destino, ¿y de verdad crees que llegarás a alguna conclusión?. La conclusión como la vida resulta demasiado incierta. No quiero que desesperes, puede que esta vez sea un error mio, como tantas veces, pero esta vez con moraleja. No gastes energía en pensar, solo reflexiona y confia en ti , ponle ese valor del que en ocasiones alardeas y ahora parece mermado, que yo ya descubrí que no soy nadie para rechazar a quién me quiere, más cuando, este mundo no derrocha demasiado corazón. Y así sin explicaciones, no hace falta más, tal vez sea lo más sincero. Porque al fin y al cabo todo es cuestión de sentimientos, de dar respuesta a las preguntas que de manera tan inesperada asaltan mi mente distorsionada por momentos, por lo vivido y más frecuentemente por lo dejado de vivir. Al final no d…

Respira

Imagen
Respira...

El mundo puede esperar.
Aún sigues estando a tiempo, el cambio eres tu.

Calma

Te vuelves y te retuerces y sigo sin estar, pero esta vez no me importa, y te empeñas y desempeñas, aún sin saber si tiene fundamento y dices y predices lo que te provoca más confusión y crees que maduras con cada palabra y solo yo lo veo ingenuo. Crees que ves claro lo que en apariencia es más que negro y te desesperas pensando en que ni siquiera me percato, pero sigo recortando palabras porque no me gusta regalarlas en vano. Y vuelve la calma porque fue solo un instante y nada tiene más repercusión que otros sentimientos a punto de encontrarse y una nueva esperanza, y una nueva ilusión, sin desmerecerte, por esos buenos momentos y por los sentimientos de usar y tirar, porque también existen. Por no buscar un fundamento, por ver blanco lo negro, por el lado oscuro de la claridad, por todo la calma.

Valor

Quizás algún día lleguemos a ser infinitos y nos podamos abrazar, quizás ese infinito sea todo lo que yo soñe tiempo atrás, quizás el futuro seas más incierto si no estás aquí, quizás tu esencia permanezca viva en mi alma de forma perpetua, quizás la primavera para mi, quizás otro momento para ti, quizás tu ideas, quizás mis utopías, quizás tu valor, quizás mi cobardía, quizás tu amor, quizás el mio que será siempre tuyo. Porque vives presente en mi, porque cada vez que te pienso me hago más grande, por tus principios, por tus prioridades, por tus valores y tu amor, por ti la eternidad entera. Te adoro.

Gris

Gris. Como cada domingo sin aliento, como cada día desde hace tiempo. Propuestas, tal vez efimeras que se esfuman de mis manos antes siquiera de llegar a darles formas, y de nuevo impregna mi mente lo absurdo del orgullo y la importancia que a veces tiene la soledad. Errores en la frialdad de mantener una postura estable, de no tambalear, caídas que suponen amargos tragos, y de nuevo volver a ahogar las penas en silencios borrachos de desesperanza. Y la lastima a un lado, el desahogo aquí y así empezar otro día salvando los obstáculos del amanecer en la misma llanura, de sentir frío por dentro, de no enfrentarme a mis miedos, a mi orgullo, a mi dignidad. De dar soluciones para no repetir, de solventar baches para seguir pateando la llanura que no termina, de cerrar la herida antes de que brote de nuevo, antes de que siga creciendo, de ser consciente de que solo hay una manera, aunque cueste un gran esfuerzo, de no sentir más que vacio.

Solo tu

Tras la cortina hoy no estabas, y me aterra pensar que no estarás mañana, que no estarás nunca, que no te conoceré. Y me repito una y mil veces que he de tener paciencia y algo que me ha caracterizado siempre deja de pertenecerme y de nuevo tiemblo. Y hoy, otro día de los que prefieres no existir, escondida en la mirada del que no tiene nada claro, cobijada en la esperanza que se pierde con el tiempo, asumiendo la cuenta atrás agonizante del tiempo que no disfrutas, del tiempo que se pierde y que pesa tanto como la vida que vives. Qué puedes perder cuando no tienes nada, arriesgar en este caso solo es cuestión de valor, de confianza, la misma que pierdes cuando las cosas no van bien. -¿Cuándo cambiará? -No lo se, ten paciencia, seguro que cambiará y por fin tendrás suerte, la gente como tu se lo merece. -Ya, yo quiero datos más fiables, yo soy más empírica. Y luego como no, estas tu, que no eres una carga, eres mi vida y siento rabia de poder dedicarte tan solo esto, a ti que lo merece…

Ojala no

Malas pasadas. Jugamos con el destino, que es lo mismo que decir que el destino juega con nosotros. Y esta vez sentirme acompañada no es ningún consuelo. Y me afecta todo esto y volver a sentir sentimientos que enterre por miedo y metáforas estúpidas y el resto del mundo desconcertando y las historias volando y el mundo girando, girando sin ti. Y no te encuentras, tampoco te buscas y te caes mil veces pero no intentas levantarte y te destruyes y otra vez te caes. Y ahora por qué ha de tocarle a otro, por qué ha de tocarte a ti. Hoy solo por ti.

Dónde si no...

Te eché de menos, esperanza, te invento a cada instante, te pongo caras y hasta me duele cuando te marchas, yo que te tuve tan cerca... y ahora te invento. Consciente de que te invento, consciente de que vas de la mano de la ilusión, consciente de que eres un espejismo en el desierto, consciente también de que te creo. ¿Y si vuelves a mi lado? te volveré a alejar, como todo lo que añoro, como todo lo que quiero. Entonces, ¿por qué has de asomar tu aroma entre mi cuerpo en esas noches tan frías de invierno?, ¿quién si no tu haces posible que no vuelva la sonrisa?. Se que regresar no es certero, es de nuevo como tu en mi vida. Mi mente ya no está, ya no es como tu, no es como los demás. ¿Dónde si no en ningún lugar?, ¿dónde si no donde tu estes?.

Ciencia ficción

De nuevo me sorprendo escribiendo, será que es otro de esos diás que se han hecho ya tan habituales, esos días en los que dejé de soñar por la falta de ilusión, esos días en que no sabes dónde ir ni qué hacer para conseguir tan solo un instante en el que te den la oportunidad de bailar con la felicidad. Dicen que la felicidad no se encuentra sino que se ha de buscar, te dan la solución pero ¿y el desarrollo?, qué pasa cuando estas perdida y no logras encontrar el modo, qué pasa cuando entras en un círculo del que no sabes salir, qué hay de la vida cuando no hay vida. A pesar de todo aún existen días en los que tonteas con la esperanza, esos días de tormenta en los que te abrazas a un sueño, a una ilusión, aquellos días en los que te duermes pensando en un futuro mejor. Pero siempre existe un mañana, siempre para bien o para mal te atormenta un ruido extraño que te dice que es hora de despertar de tu sueño, que comienza de nuevo un día tan lamentablemente idéntico como el anterior, ese…

Agarrame

Crees que la vida está ahí esperando por ti y ni siquiera tienes fuerzas para darle un título, una razón, un sentido. Dejas pasar el tiempo, te dejas llevar, apenas valoras momentos, no hay tiempo, y entonces, qué es lo que hay. No se si la esperanza o la ilusión puede ser perenne, no se si yo... no se si en este momento, no se si mañana... si, quizás mañana... deja de jugar con la ironía, al menos así es mi vida, marcada por la ironía, y quién más, quién más sino yo puede cambiarlo, quién más sino yo ha de precipitar los cambios, quién más sino yo ha de construir ilusiones, quién más... y depués esperaremos un quizás, no es así, así será al menos como he de elegir, y, ¿si me equivoco? para regresar y para casi todo es tarde, como algún emisor ya nos deleitó.